Preguntas frecuentes

¿Por qué no puedo ir a su hospital directamente?

En primer lugar porque no estamos equipados como un consultorio o una clínica generalista. Por ejemplo no tenemos el mismo suministro de medicamentos ni vacunas. En segundo lugar porque nuestros veterinarios están cualificados en sus propias especialidades pero no son generalistas.

Algunos de los problemas de la clínica general se abordan mejor por un buen médico de generalista. Además nuestra capacidad de ofrecer un servicio integral del paciente se vería comprometida si abundaran las consultas de rutinarias.

¿Cuándo es el mejor momento para ir a un hospital de referencia?

Esto variará dependiendo del tipo de problema. Su veterinario es capaz de ayudarle a tomar esta decisión y puede ser el primero en sugerirlo. Las razones de la remisión son varias. A menudo, su veterinario es plenamente consciente del problema, pero sólo necesita confirmar la patología  por un compañero más familiarizado en el tema o más experto en el tratamiento. Otras veces las instalaciones sólo están disponibles en un centro especializado y requerirá la remisión.

¿Cuánto va a costar?

Antes de ver a la mascota y realizar algunas pruebas de diagnóstico y en algunos casos hasta el momento del tratamiento, es imposible predecir con exactitud lo que va a ser necesario y, por tanto, es difícil hacer una estimación exacta. Sin embargo una vez realizada la visita intentamos dar una estimación de los todos los costes antes de que se lleve a cabo ningún procedimiento/tratamiento adicional.

La cuantía se paga en su totalidad cuando se completa el tratamiento y recoge su mascota. En caso de que los honorarios puedan llegar a una cantidad sustancial antes de este punto, podemos solicitar un pago intermedio.
Podrá pagar su factura mediante efectivo o tarjeta de crédito. Si por diferentes motivos existe dificultad en hacerlo de esta forma, consúltenos para poder establecer otra forma de pago.

¿Puedo visitar a mi mascota?

Las circunstancias varían con cada caso. En algunas ocasiones visitar al animal podría causar más angustia o interferir con un período de recuperación tranquila. Pero la visita también puede ser beneficiosa. Por ello aconsejamos discutir con el veterinario responsable las necesidades según cada caso de forma individual.

Cualquier visita debe hacerse con la autorización previa y de acuerdo con el personal de hospitalización.

¿Quién cuida de mi mascota por la noche?

Su mascota estará atendida por veterinarios las 24 horas del día.